¿Adaptar un CV para una entrevista?

Dependiendo del perfil de la persona y del puesto al que uno se presenta es más fácil o más difícil rellenar un CV, evidentemente cuanta más experiencia tienes más complicado se hace elegir lo que vas a poner en tu CV, por ello animo a las personas a llevar a la entrevista un segundo CV, más extenso y que se extienda más en aspectos como funciones, personas a cargo, logros conseguidos, etc… dentro de cada trabajo.

No pierdes nada:

  • Si el entrevistador no lo lee, simplemente habrás gastado un poco de papel y tinta.
  • Si el entrevistador si lo lee, puedes dar una información extra que quizás convenza del todo a la otra persona de que eres idóneo para el puesto.

Sobre si adaptar el CV a cada candidatura de trabajo, yo no soy muy partidaria, uno puede pensar que conoce el perfil que se busca, pero hay muchas cosas que no se ponen en la descripción de un trabajo, bien porque no sea imprescindible, bien por que la persona que escribió el anuncio no tenga los conocimientos necesarios para el perfil o porque quizás se busca tener un pool de candidatos amplio y luego ir cribando mediante entrevistas telefónicas y presenciales.

Cuanta más información queramos poner más se diluye la importancia de la misma y en ocasiones hasta tendremos que quitar parte de información para que no quede demasiado lleno nuestro CV. En uno de esos recortes podemos eliminar algo que no consideremos importante pero que para el perfil si lo sea.

Lo importante de nuestro CV es llegar a la llamada por parte de la empresa, por eso no soy partidaria de adaptar el CV, nunca sabemos qué es lo que más valora la persona que está al otro lado.

Escrito originalmente para http://hrlab.es

Deja un comentario