Termino la universidad ¿Qué hago con mi CV?

¿Que hago con mi CV al terminar la universidad?

Quizás estás en el último curso de tu carrera, o vas a terminar dentro de poco. Has hecho tus últimos exámenes y terminado con los trámites administrativos para que (en algún momento dentro de los próximos años) te llegue tu ansiado título universitario.

Y al llegar a este punto dices: Ya tengo una carrera, ¿ahora qué?

Es hora de salir al mundo laboral, e intentar hacerte un hueco en él.

Actualmente el panorama laboral es más competitivo que hace algunos años, por lo que lo importante es diferenciarse del resto de candidatos, a continuación te dejo algunos consejos para elaborar tu CV al salir de la universidad (y si estás a punto aún tienes tiempo para hacer algo).

Si durante los últimos años te has dedicado a sacar las mejores notas posibles, tienes más puntos que otros para destacar, hazlo notar en tu CV poniendo la media, si has ganado algún tipo de premio a la excelencia o si sacaste alguna matrícula de honor.

Algunas empresas grandes tienen ofertas para “high potentials” es decir, recién licenciados o a punto de licenciarse con un expediente muy bueno.

Si has participado en algún grupo de investigación, estudio, o has colaborado en algún con alguno de tus profesores, deberías poner las funciones que hiciste, las competencias que desarrollaste, si aprendiste a utilizar algún tipo de herramienta (informática o no)… y si puedes pedir una carta de recomendación a ese profesor para añadirlo a tu CV, mejor.

¿Has asistido a seminarios o conferencias? Si no tienes mucho que poner añade todo, si has ido a muchas es mejor elegirlas por temática o agruparlas. En el caso de que hayas asistido a algún evento que tenga que ver con el sector de la empresa a la que mandas el CV o con el puesto al que quieres optar ponlo al principio.

A lo mejor has hecho algún curso extra para sacar créditos de libre configuración (no se si se llevan aún en Bolonia) también es importante resaltar los cursos de competencias que hayas podido hacer como “Trabajo en equipo“, “Liderazgo“, “Autogestión”.

Si tu fuerte son los idiomas, prueba a certificarte oficialmente (las universidades suelen hacer exámenes) y si no al menos haz alguna prueba que te permita saber tu nivel para poder ponerlo en el CV. Se estila mucho utilizar niveles como “Básico, Miedio, Alto y Avanzado) para dar una idea de tu nivel, pero creo que es mucho mejor utilizar el marco común europeo de referencia, de este modo darás a conocer más datos sobre tu nivel de idioma real y quien vea el CV verá si es apto o no para lo que necesita.

Quizás eres de esas personas que han trabajado mientras se sacaban la carrera, bien para empezar en el mundo laboral y conocer el panorama, para poder pagar la carrera que estás haciendo o simplemente por no querer pedir dinero “a los papás” para viajes y demás caprichos. Si han sido trabajos ocasionales puedes agruparlos en tu CV poniendo el rango de fechas y los tipos de trabajos o las competencias que has desarrollado.

En resumen (aunque no necesariamente en ese orden):

  • Notas: media de expediente, matrículas de honor, si has sido delegado…
  • Grupos y asociaciones: responsabilidades, funciones, alguna carta de recomendación…
  • Seminarios y conferencias: sectores relacionados, horas, ponentes interesantes
  • Cursos: habilidades, competencias o conocimientos adquiridos.
  • Idiomas: poner el nivel real, si hay salidas al extranjero, Erasmus, certificaciones…
  • Trabajos durante la carrera: agrupar por competencias o funciones si son muchos

Deja un comentario