El salario: ¿Por qué nunca aparece en las ofertas?

El salario: ¿Por qué nunca aparece en las ofertas?

Si estás buscando trabajo actualmente seguro que te has hecho esta pregunta más de una vez:

¿Por qué nunca ponen el salario?

Vale, “nunca” es muy exagerado, hay algunas ofertas en las que si aparece un rango salarial, pero suelen ser las menos. Lo más habitual es encontrarse con algunas evasivas del tipo:

  • A determinar.
  • Según valía o experiencia.
  • Negociable.

Lo “normal” es que una empresa ponga sueldos acordes a unas bandas salariales que se establecen según el puesto/responsabilidad, si quieres hacerte una idea de los “mínimos” de una empresa concreta puedes revisar su convenio (esto no quiere decir que la empresa pague lo que pone exactamente ahí).

Las tablas salariales establecen mínimos y máximos, algunas empresas que son muy transparentes las publican, pero no es lo habitual, esto suele suceder más en fundaciones y organizaciones que tienen por obligación ser transparentes para conseguir subvenciones.

¿Por qué la compañía no quiere publicar el salario?

  1. No tienen una política salarial clara:
    En la empresa no hay bandas salariales, los sueldos no van en base a la responsabilidad, puesto, antigüedad, etc… si no que se han establecido de forma subjetiva según se han ido incorporando personas a la empresa.
  2. No saben qué candidato quieren:
    A veces las ofertas de trabajo son ambiguas y no se sabe qué tipo de perfil quieren atraer, con más o menos experiencia… y para que el sueldo no sea una barrera para el candidato.
  3. Saben que quieren algo bueno y barato:
    A veces las ofertas de trabajo son ambiguas para tratar de atraer el mejor candidato posible sin prometer nada concreto de forma que una vez “enganchado” con la empresa, las tareas, el proyecto, etc… se negocia el salario.
  4. No quieren dar la información:
    Además de los candidatos hay otras personas que quieren saber el salario como las empresas competidoras, para saber cuánto tienen que ofrecer para ser más “apetitosas” o las empresas especializadas en selección que suelen llevarse un porcentaje del sueldo final del candidato.

En cualquier caso, la persona de RRHH que te hace la entrevista si puede (debe) tener en mente un mínimo/máximo que ofrecer por el puesto.

Sugerencia: si no lo habéis hablado durante la entrevista, lo mejor es preguntarlo al final.

Deja un comentario